BIDEN: “EL MATRIMONIO HOMOSEXUAL HA SIDO POSIBLE GRACIAS A DIRIGENTES JUDÍOS”

El vicepresidente de los EEUU ha elogiado a los dirigentes judíos por haber FAVORECIDO el CAMBIO DE ACTITUD de los norteamericanos acerca del matrimonio homosexual. “La CULTURA y las ARTES MODIFICAN los COMPORTAMIENTOS de la gente”, afirma Joe Biden.

Por REDACCION
236 Visitas 26 minutos Leer
A+A-
REINICIAR

Según el mandatario estaounidense, las redes sociales y la serie de televisión de la NBC “Will and Grace”, son ejemplos de lo que ha llevado a los cambios de actitud ante el matrimonio homosexual. Y añadió: “Reflexionen: detrás de todo esto, apuesto que el 85% de estos cambios, ya sean debidos a Hollywood o a las redes sociales, son la consecuencia de la acción de los dirigentes judíos en esos sectores”.

Para Biden, esta influencia es inmensa y esos cambios van en la buena dirección.

Esas declaraciones han sido hechas durante una recepción en el marco del Mes del Patrimonio Judío-Norteamericano organizado por el Comité Nacional Demócrata. “Los valores judíos son una parte esencial de lo que están hechos los norteamericanos”, ha dicho Joe Biden.

“El ser humano debe ser más sensible, empático, humilde y sencillo. Tiene que ser más femenino”. Es la conclusión a la que ha llegado el psicólogo y ex defensor del menor de la Comunidad de Madrid, Javier Urra. “La empatía es muy difícil para los hombres, y a los niños hay que educarlos en eso. Las mujeres son mucho menos violentas y eso hay que enseñarlo también”, ha explicado en los Cursos de Verano de la Complutense.

Urra, experto en el menor y en violencia de género, ha hecho hincapié en la necesidad de unas “vacunas” y unos “antídotos” que se apliquen a los niños desde pequeños, con el objetivo de minimizar la violencia. “Las vacunas tienen que enseñar a los niños a apreciar la vida y sobre todo el amor”, ha manifestado.

 

En este sentido, ha advertido de que gran parte de los casos de violencia de género nacen de la confusión entre amar y poseer. “El 33% de los jóvenes dicen que los celos son una prueba de amor. Esto es estúpido”, ha sentenciado el también colaborador con la asociación “Un Pequeño Deseo”.

Por otro lado, si las vacunas no funcionan, son necesarios antídotos. “La solución a la violencia está en la educación. Aunque hay gente tóxica o con mucho rencor a la que es necesario ponerle sanciones para que el agresor sepa qué es el sufrimiento”, ha precisado.

Todo se centra en las pequeñas cosas de la vida, “la vacuna para un psicópata sería dar de comer a un gato, regar un tiesto, cosas pequeñas. Sin embargo, el antídoto tiene que enseñarle que ese no es el camino”, ha recalcado en este contexto.

Sin embargo, ha incidido en que “el ser humano es violento por naturaleza” y que la sociedad no ha conseguido cambiarlo en los últimos años, “la violencia sigue presente”, se ha lamentado. “La idea de que el dinero todo lo tiene y la violencia van a más” aunque sí hay algo que ha cambiado, en su opinión: “el machismo ha dejado paso a un micromachismo, que es mucho peor porque no se lo ve venir”.

–¿Sabes de qué se trató la LIBERACIÓN DE LA MUJER?
-Déjame decirte:
nosotros, los Rockefeller FINANCIAMOS la liberación femenina
¿QUIERES SABER PORQUÉ?
 
Hay 2 razones principales:
· No podíamos poner impuestos a la mitad de la población
· Ahora tenemos a los niños en la escuela a una edad temprana, PODEMOS ADOCTRINARLOS EN CÓMO PENSAR…
lo q debería DESTRUIR SU FAMILIA, los NIÑOS VEN AL ESTADO y al colegio COMO SU FAMILIA y no a sus padres enseñándoles.
 
– Cuando vi sus intenciones detrás, de donde salía y lo crearon, el pensamiento, vi la maldad detrás.
[entrevistador] – Aaron Russo, sabías q GLORIA STEINEM admite en uno de sus libros la CIA financió ‘miss Magazine’ con el objetivo de poder impuestos a las mujeres y destruir la familia?
Pues sí (continúa), bueno… Gloria Steinem estaba orgullosa “la CIA quería ayudarme a ayudar a mujeres”.
 
-‘DIVIDE Y VENCERÁS’-
(prosigue) La élite no planeaba ayudarlas, planeaba realmente estafarlas y arrebatarle los hombres con los subsidios ‘te daremos dinero, pero no puedes tener un hombre en la casa’.
Resultado: 50% de hogares desestructurados en la comunidad afroamericana.

Gloria Steinem, agente CIA iudia, ideóloga del feminismo y abortera

El «New York Times» lo dejó muy claro hace cinco años:
 

«Gloria Steinem comenzó su carrera como…

…operativo de la CIA»

 
 

Gloria Steinem nació en Toledo (Ohio, EE. UU.) el 25 de marzo de 1934. Se graduó en el Smith College (Northampton, Massachusetts) en 1956, tras lo que se trasladó a la India durante dos años con una beca.

En 1960 se estableció en Nueva York y empezó a trabajar para la revista Help! 

En 1968, después de haber trabajado en el Playboy Club de Nueva York para escribir una exclusiva sobre las condiciones laborales y salariales de estas mujeres, colaboró en la fundación de New York Magazine. Como periodista independiente escribió para Esquire y The New York Times Magazine, entre otras publicaciones.

En 1972 cofundó Ms., la primera revista feminista y la primera creada y dirigida exclusivamente por mujeres y que a su vez era el foco por donde se infiltró la CIA. Fue una de sus editoras durante quince años y es miembro de su comité asesor, puesto desde el que tuvo un papel destacado en la venta de la revista a la Feminist Majority Foundation en 2001. También se dedicó a la militancia feminista, además de a través de sus artículos y trabajos periodísticos, con su participación en distintos foros y en la fundación de organizaciones de mujeres, como el National Women’s Political Caucus, la Ms. Foundation for Women, de la que es founding mother (madre fundadora), la Women’s Action Alliance, el Women and AIDS Fund y el Women’s Media Center.

Destacada integrante del movimiento feminista estadounidense desde finales de los sesenta y principios de los setenta, Gloria Steinem adquirió notoriedad con la publicación del artículo «After Black Power, Women’s Liberation» («Después del poder negro, la liberación de las mujeres») en 1969 en New York Magazine. Como periodista, Steinem ha escrito sobre problemática laboral y sobre derechos de las minorías y ha cubierto manifestaciones cuyas causas también ha apoyado públicamente.

En su faceta de activista, Steinem, considerada actualmente en su país como una de las figuras más significativas e icónicas del movimiento por los derechos de la mujer, ha destacado también por su lucha a favor de la legalización del aborto, la igualdad salarial entre hombres y mujeres y la aprobación de la Enmienda de la Igualdad de Derechos, así como contra la pena de muerte, la mutilación genital femenina (…pero a favor del cambio de sexo?-mutilación, hormonación y esterilización permanente-) y el maltrato infantil.

Gloria Steinem también es autora de varios superventas, entre ellos The Beach Book (1963), Outrageous Acts and Everyday Rebellions (1983), Revolution from Within: A Book of Self-Esteem (1992) (Revolución desde dentro: un libro sobre la autoestima, 1995), Marilyn (1997), Doing Sixty & Seventy (2006) y My Life on the Road (2015) (Mi vida en la carretera, 2016). En 2020 se estrenó la película biográfica The Glorias, basado en este último libro, y la cadena HBO estrenó la serie Mrs. America, que narra algunos de los episodios principales de los inicios de la lucha feminista en Estados Unidos protagonizados por Steinem.

Ha logrado, entre otros, el Penney-Missouri Journalism Award (1970), el Women’s Sports Journalism Award (2004) y el Richard C. Holbrooke Distinguished Achievement Award (EE. UU., 2015). Doctora honoraria por varias universidades, ha sido reconocida con el primer doctorado en Justicia Humana del Simmons College (EE. UU., 1973), el National Gay Rights Advocates Award y el Eleanor Roosevelt Val-Kill Medal Award (2013). Además, en 1993 fue incluida en el National Women’s Hall of Fame y en 2000 la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos la incluyó entre sus Leyendas Vivas. En 2013, Barack Obama le entregó la Medalla Presidencial de la Libertad. La Universidad Rutgers creó en 2017 la Gloria Steinem Endowed Chair in Media, Culture and Feminist Studies. El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, proclamó el 31 de marzo de 2019 como Día de Gloria Steinem. 

Titular de la BBC News, 8 diciembre 2023

 

“Hay un deseo de controlar los úteros que a menudo es el más letal”

El submarino: Steinem, al servicio de la CIA

 

No ha dejado de sorprender el hecho de que desde los ámbitos de extrema izquierda, especialmente los ubicados en el Ministerio de Igualdad de Irene Montero, con ésta en cabeza, se hayan derretido con la nominación de Gloria Steinem como Premio Princesa de Asturias de Comunicación. Sobre la periodista, considerada una luchadora por los derechos de las mujeres, se ha preferido obviar por parte de sus «groupies» uno de los puntos más curiosos de su biografía, sobre el que ella misma se ha mostrado contradictoria: su ligazón a la CIA, a la que en su momento justificó como «liberal, no violenta y honorable». El «New York Times», por cierto, lo dejó muy claro hace cinco años: «Gloria Steinem comenzó su carrera como operativo de la CIA».

 
 
 
 

«Si no hubiéramos obligado sistemáticamente a las mujeres a tener hijos que no quieren o no pueden cuidar durante 500 años de patriarcado, no tendríamos los problemas climáticos que tenemos», sostiene la líder feminista. 

“El feminismo no es cuestión de biología sino de conciencia”

 

Artículo de la Universidad del Sur de California 

https://uscpublicdiplomacy.org/blog/feminist-was-spy

FEMINISMO y TRANSGÉNERO

Naturalmente, en vida tan larga e intensa como la suya, se ha enfrentado con cuestiones en las que el punto de vista de la sociedad también ha variado mucho. Tampoco se puede criticar con parámetros de ingeniería actuales un puente romano; sería un acto de soberbia.

En 1977, ese año del que hablábamos antes sin crédito bancario para las mujeres, fue famoso el caso de la operación de cambio de sexo de Renée Richards, que recibió feroces calificativos en la época. Richards, tenista, militar y médica oftalmóloga, acaparó la atención mundial tras realizarse una cirugía transgénero en 1975. La Asociación de Tenis le negó la participación en el Open de Estados Unidos, por lo que apeló a la Corte Suprema de Nueva York, que falló a su favor en 1977.

Steinem escribió que, si bien apoyaba el derecho de las personas a sentirse con su propia identidad sexual, los transexuales se estaban ajustado a un rol de género ligado inexorablemente a partes físicas del cuerpo. «Si el zapato no calza, ¿debemos cambiar el pie?», decía. Era una posición que ahora sería calificada de muy conservadora.

Más de treinta años después, aclaraba que su ensayo de aquel momento estaba «escrito en el contexto de las protestas globales contra las agresiones quirúrgicas de rutina, llamadas mutilación genital femenina por algunos supervivientes» y mostró su apoyo inequívoco a las personas transgénero, reconociendo que «han hecho la transición, están viviendo vidas reales y auténticas. Esas vidas deben ser celebradas, no cuestionadas», y se disculpó.

De hecho, en fechas más recientes, se opuso públicamente a la eliminación de las protecciones de los derechos civiles para la atención médica transgénero por parte de la inefable y ultra-todo Administración Trump: «La salud de cualquiera de nosotros afecta la salud de todos nosotros, y excluir a las personas trans nos pone en peligro a todos».

Para q quede ‘CLARITO’ quiénes están detrás de todo el descalabro económico y social… a lo largo de la historia.
Mark Sameth, Rabino en Nueva York:
 
“Puede ser una sorpresa que los científicos consideren el género como algo que no sea un simple binario.
Pero hace miles de años, como una revisión de la literatura antigua deja claro, que la verdad era conocida. En los desafíos de la corte, las directivas administrativas y la cultura popular, el tema está jugando en tiempo real, ante nuestros ojos.
Pero detrás del drama jurídico que se desarrolla está la realidad de la naturaleza humana: el hecho de que el género no es, ni ha sido jamás, una cuestión de “o / o”.
El género, como la prima Paula pudo haberlo puesto, es más como música: Cada uno de nosotros tiene una llave y una gama con la cual estamos más cómodos.”

En la década de 1970, una prima mía, Paula Grossman, se convirtió en una de las primeras personas en Estados Unidos en someterse a una cirugía de reasignación de sexo. Como Paul Monroe Grossman, la prima Paula había sido una querida profesora de música en Nueva Jersey. La despidieron después de la cirugía y posteriormente perdió su demanda por despido injustificado por discriminación sexual (aunque un tribunal dictaminó que podía recibir una pensión por discapacidad). La historia apareció en todas las noticias en aquel entonces; Me gustaría pensar que hoy habría terminado diferente.

Cuarenta años después de que la Corte Suprema se negara a escuchar la apelación de Paula en 1976, la historia transgénero aún continúa desarrollándose. Este mes, un estudiante transgénero de secundaria en Virginia perdió el derecho a usar el baño de su elección cuando la Corte Suprema bloqueó temporalmente una orden de un tribunal inferior. Aún así, por primera vez es posible imaginar un fallo de una Corte Suprema con todos sus miembros que prohíba por completo la discriminación contra las personas transgénero. Hay motivos reales para tener esperanzas, incluso si los prejuicios sociales no desaparecen de la noche a la mañana.

Soy rabino, y por eso me entristece especialmente cada vez que se utilizan argumentos religiosos para defender prejuicios sociales, como suele ocurrir en la discusión sobre los derechos de las personas transgénero. De hecho, la Biblia hebrea, leída en su idioma original, ofrece una visión muy elástica del género. Y me refiero a muy elástica: en Génesis 3:12, se hace referencia a Eva como “él”. En Génesis 9:21, después del diluvio, Noé se dirige a “su” tienda. Génesis 24:16 se refiere a Rebeca como un “joven”. Y Génesis 1:27 se refiere a Adán como “ellos”.

Sorprendente, lo sé. Y hay muchos otros ejemplos aún más vívidos: en Ester 2:7, se representa a Mardoqueo amamantando a su sobrina Ester. De manera similar, en Isaías 49:23, se profetiza que los futuros reyes de Israel serán “reyes lactantes”.

¿Por qué la Biblia haría esto? Estos no son errores tipográficos. En el mundo antiguo, la fluidez de género bien expresada era la marca de una persona civilizada. Una persona así era considerada más “divina”. En la antigua Mesopotamia y Egipto, se pensaba que los dioses tenían un género fluido y los seres humanos eran considerados reflejos de los dioses. El ideal israelita del “rey lactante” parece haberse basado en una persona real: una mujer llamada Hatshepsut que, tras la muerte de su marido, Tutmosis II, se puso una barba postiza y ascendió al trono para convertirse en una de Los faraones más grandes de Egipto.

 

Los israelitas tomaron el tropo transgénero de las culturas que los rodeaban y lo incorporaron en sus propias escrituras sagradas. El nombre de Dios de cuatro letras hebreas, al que los eruditos se refieren como el Tetragrámaton, YHWH, probablemente no se pronunciaba “Jehová” o “Yahvé”, como algunos han adivinado. Los sacerdotes israelitas habrían leído las letras al revés como Hu/Hi; en otras palabras, el nombre oculto de Dios en hebreo significa “Él/Ella”. Contrariamente a todo lo que crecimos creyendo, sus primeros adoradores entendían que el Dios de Israel (el Dios de las tres religiones abrahámicas monoteístas a las que hoy pertenece la mitad de la población del planeta) era una deidad de doble género.

Los científicos ahora nos dicen que la identidad de género, al igual que la orientación sexual, existe en un espectro. Algunos de nosotros estamos más o menos alineados con el género que se nos asignó al nacer. Algunos de nosotros estamos alineados con ambos o con ninguno. Para otros de nosotros, la alineación requiere más de un proceso.

Puede resultar sorprendente que los científicos vean el género como algo más que un simple binario. Pero hace miles de años, como deja claro una revisión de la literatura antigua, esa verdad se conocía. En las impugnaciones judiciales, las directivas administrativas y la cultura popular, la cuestión se desarrolla en tiempo real, ante nuestros ojos. Pero detrás del drama legal que se desarrolla se encuentra la realidad de la naturaleza humana: el hecho de que el género no es, ni ha sido nunca, una cuestión de “esto o lo otro”.

 

El género, como podría haber dicho la prima Paula, se parece más a la música: cada uno de nosotros tiene una tonalidad y un registro con el que nos sentimos más cómodos. En sintonía con nosotros mismos y con los demás, podemos encontrar la felicidad y la armonía.

 

17 de febrero de 1978

 

TRENTON, 16 de febrero—La División de Apelaciones del Tribunal Superior del Estado dictaminó hoy que un transexual de 58 años despedido de un puesto docente debido a una operación de cambio de sexo tenía derecho a una pensión por discapacidad.

La decisión de 3 a 0 sostuvo que la transexual, Paula M. Grossman, estaba “obviamente incapacitada” dentro de las definiciones de elegibilidad de las leyes estatales de pensiones y, por lo tanto, merecía la pensión mensual del Fondo estatal de Pensiones y Anualidades para Maestros.

El tribunal no cuestionó el argumento de la señora Grossman de que estaba “mental y físicamente apta para desempeñar sus funciones”.

“Sin embargo”, dijo el tribunal, “el hecho evidente es que ningún distrito escolar la empleará debido a su condición de transexual y al temido efecto que podría tener en los alumnos a los que podría tener que enseñar”.

 

El veredicto fue el primero favorable que la Sra. Grossman recibió en los tribunales desde que fue despedida como profesora de música en el sistema escolar de Bernards Township en agosto de 1971, cinco meses después de que se sometiera a la operación de cambio sexual y cambiara su nombre de Paul Monroe. Grossman a Paula Miriam Grossman.

 

“Estoy encantada de haber ganado”, dijo la señora Grossman. “Es una victoria en el sentido de que si el estado decide inhabilitar a alguien por cualquier motivo, tendrá que pagar por ello”.

La señora Grossman y su abogado, Stephen M. Offen, dijeron que desconocían el monto de la pensión mensual que comenzará a recibir.

“El valor depende de cuándo se origina la discapacidad y qué tasa de elegibilidad se utilizará”, dijo Offen. (Las estimaciones no oficiales sitúan la cifra en 100 dólares al mes).

En los últimos meses, la señora Grossman, cuyo despido de su puesto docente hace seis años y medio atrajo la atención a nivel nacional, ha estado trabajando para la ciudad de Plainfield, Nueva Jersey, como planificadora de servicios comunitarios. Tiene tres hijas mayores, Myra, una estudiante de derecho de 24 años en la Facultad de Derecho de la Universidad de Rutgers en Camden, y unas gemelas de 19 años, Carol y Claire, que trabajan para los Laboratorios Bell en Nueva Jersey.

Evan Hempel es un joven que hace 16 años se proclamó transgénero porque no se sentía identificado con el sexo con el que había nacido, el femenino. Por eso, Hempel comenzó un tratamiento hormonal para poder, por fin, convertirse físicamente en un hombre, un sexo con el que se sentía identificado desde siempre.

Pero el joven, unos años más tarde, concretamente cuando tenía 35, tomó otra decisión que le volvería a cambiar la vida: dejar el tratamiento. Una decisión con un motivo tan importante como el de tener un hijo, un sueño que consiguió tras muchos intentos y esfuerzos.

Una lucha física y personal con final feliz que queda reflejada en las fotografías que su hermana ha colgado en las redes sociales en la que se puede apreciar al joven Evan dándole el pecho a su bebé.

Fernando Machado y Diane Rodríguez han sido padres. Una noticia que pasaría desapercibida si no fuera porque ambos han hecho historia en Ecuador, y es que, ha sido Fernando el que ha tenido al hijo de ambos.

Fernando, de 22 años, nació como mujer bajo el nombre de Maria en Venezuela y Diane de 33, antes se llamaba Luis. Ella, buscaba una persona con la que poder formar una familia y sus caminos se curzaron. “A los pocos días de chatear con ella cogí un bus a Ecuador”, ha recordado Fernando.

Ambos se han sometido a tratamientos hormonales pero conservan los órganos genitales con los que nacieron. Y tras tres semanas de convivencia, llegó la buena nueva: Fernando estaba embarazado.

Ahora, han manifestado que desean tener más hijos, solamente cuatro meses después del nacimiento de su primer bebé. Aunque el nombre del pequeño todavía no se ha anunciado oficialmente, ya lo llaman popularmente Caraote, que significa Caracol.

Trevor MacDonald tiene 31 años y desde hace ocho vive en un cuerpo más conforme con sus pensamientos. Nació mujer, pero se sentía un hombre. Tras cambiarse de nombre de forma legal, este canadiense empezó a hormonarse para tener apariencia masculina. A pesar de ello nunca sintió la necesidad de someterse a una extirpación de su útero y gracias a eso pudo tener dos hijos de forma natural con su pareja Ian.

Trevor dio a luz a dos criaturas siendo un transgénero, pero no quiso renunciar a la unión con sus hijos que aporta el proceso de lactancia. Para él era algo rutinario darle el pecho a su bebé, pero una anécdota le hizo pensar que él podía ser de gran utilidad a la comunidad transgénero.

 

Durante una cena con su pareja en un restaurante su bebé empezó a llorar reclamando alimento. Para no montar un numerito en la sala decidió cobijarse en el baño de hombres para amamantar al niño. Aunque estaba escondido sintió las miradas de extrañeza y desapruebo de los clientes y camareros. “Me he sentido presionado a ocultarme en los lavabos debido a la supuesta maldad de alimentar a un bebé con mi cuerpo. También me han dicho que mi cuerpo y el género no se ajustan a utilizar los baños como el resto de hombres”, relata en una entrevista MacDonald a The Guardian .

Coto Matamoros EXPONE el LOBBY sionista ‘LGBT’
 
“No soy homófobo contra las personas.
Lo soy contra el movimiento feminista q ha estado financiado desde la reacción, desde la fundación rockefeller y desde el capital.
Soy homófobo contra ese sentimiento de aparheit que han creado los homosexuales, contra los guetos de chueca y san francisco.
Soy homófobo contra las leyes de violencia de género q rigen este país, q están dictadas absolutamente desde el feminismo más radical e irracional q existe en el planeta.”
 
(23 nov 2012 – Programa Tv ‘sálvame deluxe’ -Mediaset españa-)
Suecia vive un aumento de la petición de cambio de sexo por parte de adolescentes

Louise Frisén está desconcertada. Esta psiquiatra infantil del hospital pediátrico Astrid Lindgren ha visto duplicarse este año el número de ninos y adolescentes que llegan a su consulta descontentos con su sexo y buscando ayuda médica.

Se supone que el fin de las iniciativas de ideología de género, aplicadas con especial entusiasmo en Suecia, van encaminadas a proteger a los individuos con una preferencia marcada, no a fomentar el cambio.  ¿Cuesta resbaladiza? ¿Qué cuesta resbaladiza?

Vaya, quién iba a imaginar que repetir machaconamente a todas horas y desde todas las instancias que el sexo no existe y el ‘género’ no tiene nada que ver con la biología y puede cambiarse a gusto del consumidor iba a afectar de esta forma a un grupo tan confuso e impresionable como son los ninos y adolescentes.

En un hospital pediátrico sueco se esperan 200 casos más de preadolescentes que quieren cambiar de sexo

En 2012, leo en el portal ruso de noticia Sputnik, el Astrid Lindgren recibió cuatro casos de este tipo, frente a los 116 casos de 2015 y los al menos 200 que se esperan para este año. De repente, un montón de ninos se han dado cuenta de que en realidad son ninas, y una gran cantidad de ninas han caído en la cuenta de que verdaderamente son ninos. ¿Quién no estaría dispuesto a creerse algo así?

Naturalmente, los taumaturgos de la modernidad han saltado inmediatamente con la solución: como la disforia está asociada a enfermedades mentales y a riesgo de suicidio, es imprescindible reasignarles un nuevo sexo inmediatamente, con lo que habrá que cambiar la ley, que no permite iniciar un tratamiento hormonal antes de los 16.

Un tratamiento hormonal. Piénsenlo. Veamos:

Lars, a sus 8 años, no juega bien al fútbol, lo le eligen nunca para formar equipo, y empieza a pensar, ayudado por la propaganda constante, que si no brilla como chico podría hacerlo como chica. ¿Por qué no?

Aún no está desarrollado, la atracción sexual aún está latente, está en una edad en la que uno no se hace idea de lo que significa una decisión definitiva -razón por la que los ninos no votan, por ejemplo-, cuando se piensa en ser pirata o soldado.

Así que enrolemos al pequeño Lars, antes incluso de que su cuerpo se haya terminado de formar -no digamos su mente- en una vida medicación diaria hasta la muerte. ¿Qué podría salir mal?

Se preguntan por qué puede darse este extraño fenómeno pero, claro, la respuesta ya está lista y empaquetada, y es la misma que hemos visto en todas las ocasiones en que la realidad parece empeñarse en obstaculizar los proyectos de estos Frankenstein sociales: pasa porque ahora se puede, porque ya no hay ‘estigma’.

Es automática.

  • No es que haya más violaciones en Suecia, es que se denuncia más.
  • No es que hayan aumentado los abortos, es que ahora se sabe.
  • No es que antes hubiera menos violencia doméstica, es que callaban.
  • Y así, un argumento que sirve para cualquier cosa, y en este caso para creernos que durante todos estos años un gran número de suecos ha estado viviendo en silencio el drama de saberse suecas, y al revés.

O, mejor, al revés, porque la información indica que, curiosamente y al contrario de lo que sucede en el resto del mundo, son más las chicas que descubren que son chicos que al contrario.

En Suecia, paraíso de la Ideología de Género, se ha hecho habitual el inventado pronombre neutro ‘hen’ para sustituir a ‘él’ y a ‘ella

Suecia es el paraíso de la ideología de género, donde no hay moderno disparate que no se haya convertido en ley. La sodomía se legalizó en 1944 y fue el primer país del mundo en permitir a un transexual cambiar legalmente su género en todos los documentos oficiales.

Suecia está estudiando la ‘mili neutral’, que llamará a filas por igual a hombres y mujeres y los alojará y tratará sin distinción de sexo e incluso se ha hecho habitual el uso del recién inventado pronombre personal neutro ‘hen’ en sustitución de los correctamente gramaticales ‘él’ y ‘ella’ para referirse a las personas sin atender a su género, especialmente en colegios y guarderías.

 

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UN COMENTARIO

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer Más

Privacy & Cookies Policy
Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?
-
00:00
00:00
Update Required Flash plugin
-
00:00
00:00

Adblock Detectado

Te pedimos por favor, que deshabilites tu Bloqueador de Anuncios para visitar esta web, y de esta forma, nos ayudarás a seguir con nuestra labor informativa gracias a los anuncios. Los anuncios de esta Web no son molestos ni agresivos. Gracias.